Advertisement

Después de 13 años con la empresa que hizo historia de la pesca submarina, Omer, el Campeon italiano, Stefano Claut, decidió realizar una importante transición a la empresa griega que hoy está dando pasos importantes en el mundo de la pesca submarina, Pathos. Razones, motivaciones, curiosidades de esta elección de un deportista muy querido.

Stefano Claut Team Pathos
Stefano Claut con bolsa Pathos y porta fusil
Stefano Claut sonríe con los nuevos productos Pathos
Aletas Pathos Supreme y traje de neopreno Pathos Team … ¡lo mejor!

Apnea Passion: Un pasaje de Omer a Pathos, de una empresa italiana que hizo historia a una empresa griega que está haciendo historia. ¿Cuáles son tus sentimientos?

Stefano Claut: Seguro que todo cambio en la vida es estimulante, por eso me siento dispuesto a dar mi aporte como téster y como deportista, además tengo varios amigos en pathos. Giacomo De Mola con quien ya he compartido varios campeonatos juntos, Igor Bisulli con quien he vivido las aventuras marinas más dispares y David Croselli con quien pesco todo el verano por Croacia, en fin, ya me siento como en casa.

AP: Hablemos de ti, tu pasión por la pesca y el deporte en general. ¿Qué deportes practicas y qué tiene de especial la pesca submarina?

SC: Soy un deportista al que siempre le gusta probar un poco de todo, pero también dedicarme seriamente a mis deportes secundarios. Hace años que hago escalada deportiva lo que me dio fuertes emociones, luego por razones de tiempo me cambié al BTT y en los últimos años al running, que es un deporte muy sencillo que no requiere de una gran organización. Empecé en carretera en varias distancias, 10 km, media maratón y para terminar con la maratón, con buenos resultados. Luego pasé al senderismo, donde emergió mi búsqueda del contacto con la naturaleza y la adrenalina de los descensos por terrenos técnicos.
Participé en varios ultramaratones hasta un máximo de 57 km con mucha altura que van bien con mi determinación y testarudez. Son competiciones en las que tanto la cabeza como el cuerpo importan mucho.
Debo decir, sin embargo, que las emociones que me da la pesca submarina no se encuentran en ningún otro deporte; Parece que siempre experimento nuevas aventuras cada vez que buceo, y me da una sensación de libertad y paz interior invaluable, especialmente en la pesca profunda, donde la sensación de volar bajo el agua no tiene rival.

AP: ¿Cuándo empezaste con la pesca submarina, dónde y cuándo empezaste a competir? ¿Hay alguna anécdota de tus primeras experiencias de pesca submarina?

SC: Comencé de manera muy simple capturando sepias en un viaje de campamento con una lanza de mano. Al principio no me atraían mucho las competiciones, pero una vez que lo probé y entré en el modo competitivo me apasioné y me comprometí con determinación. Empecé con los selectivos en Trieste a los 22 años, clasificándome casi de inmediato, pero luego recibí varios golpes en los campeonatos italianos. Sin embargo, no me desanimé, sino que me di cuenta de que tenía que tener tantas experiencias como fuera posible en Italia y comencé a viajar para comprender cada vez más sobre las distintas profundidades y tipos de pesca. Ha sido un largo viaje que me ha ido enriqueciendo técnicamente cada vez más.
Como habitante de Trieste, ciertamente estaba en desventaja, porque no tenía zonas de entrenamiento disponibles, así que esta era la única solución.
Un buen recuerdo de mis inicios fue un campeonato por equipos en Croacia donde ganamos con un pasador de cuento de hadas, vapuleando a varios veteranos que ciertamente eran mucho más conocidos que nosotros. Creo que fue allí donde empezó la agonística primavera que me empujó a mejorar cada vez más.

AP: Sin duda tienes una experiencia importante en la pesca submarina. ¿Dónde pescaste y qué lugares te impresionaron más, cuáles son tus favoritos? ¿Anécdotas?

SC: Tengo mucha suerte porque he logrado tener experiencias de pesca en varias zonas del mundo, tanto viajando con mi familia como gracias a la selección nacional de la que formo parte desde 2010.
He pescado en Perú, Australia, Portugal, Grecia, Sudáfrica, Croacia, España, Dinamarca, Finlandia y tengo muy buenos recuerdos de cada viaje.
En particular, recuerdo Perú, donde preparamos el campeonato mundial pescando en la resaca del océano en aguas turbias con los lobos marinos que daban vueltas a nuestro alrededor y que a menudo aprovechaban para robar nuestros peces recién arponeados. De Australia, por el contrario, recuerdo una abundancia de peces casi vergonzosa, la facilidad para pescar peces poco desconfiados y los numerosos tiburones que infestaban esas aguas. Pescaban en burley, es decir, de pastoreo, esto atraía a la caballa española, pero también a meros gigantes y tiburones. El pescado capturado tuvo que ser rematado y llevado de inmediato al bote, de lo contrario era un pez perdido entre meros del tamaño de un Fiat 500 y voraces tiburones.
Recuerdo un tiburón tigre de unos 4 metros que me pasó en la zona turbia haciendo que casi me diera un infarto 🙂

AP: Pasemos a las competiciones. ¿Cuál recuerdas más? ¿En qué eventos con E mayúscula participaste? ¿Qué cambiarías hoy para mejorar las competiciones?

SC: Realmente he estado en muchas competiciones y en diferentes categorías. Tengo recuerdos maravillosos tanto de las competiciones internacionales como de las selectivas simples y, por lo tanto, es muy difícil elegir.

Por ejemplo, recuerdo un selectivo en Livorno sobre los bajíos de Meloria donde conseguí el primer puesto sin preparación. Llevaba más de 2 meses de baja por una mala cirugía, era la segunda vez que entraba al agua, practicamente con entrenamiento cero y a pesar de ello conseguí el primer lugar. Después de la competición me recogió un miembro del club con su barco que inmediatamente me dijo que había hecho un campeonato excelente, pero era escéptico por no haber visto las capturas de los demás. Luego descubrí al hablar con él que era Bacci (campeón de pesca submarina de Livorno, ed.). Así que comencé a darle más crédito a sus suposiciones, ¡de hecho, tenía razón!
Me gustan mucho las competiciones por equipos y no puedo olvidar en absoluto nuestras tres victorias consecutivas en el campeonato de Rovinj (Settimi, Smeraldi, Mastromauro).
En la edición de la primera victoria hubo una increíble abundancia de peces. Hicimos una táctica de competición perfecta y subimos al peso un monstruoso saco de capturas, que creo que rara vez se verá en competiciones en nuestra zona: 29 peces, incluidos tres pargos capturados al agujero, ¡la más grande de las cuales pesó 7,3 kg! Haber ganado esa edición con 60 equipos de toda Europa fue memorable.
Sentí las mismas emociones con la selección nacional en la competición internacional de Zara, donde junto a De Mola, Ascione y Ominetti logramos una empresa titánica, ganando con un super pasador de capturas y acabando con el dominio de Gospic y su equipo, que siempre ganaba cada edición.
Las competiciones internacionales más importantes en las que participé fueron la europea en Finlandia (13º), la europea en Cádiz (8º), la europea en Lošinj en Croacia (4º), el campeonato mundial en Syros como reserva (2º por equipos ) y por último el Campeonato de Europa en Dinamarca, donde ganamos por equipos y obtuvimos el segundo lugar en la clasificación individual.
En cuanto a las competiciones a nivel nacional, creo que vamos por buen camino, sobre todo con la libre preparación, factor que en el pasado facilitaba demasiado el local, y la introducción del mero blanco y dorado. La Federación (FIPSAS) y el entrenador (Marco Bardi) están trabajando muy bien en mi opinión.
A nivel internacional, esperamos reanudar lo antes posible. En 2020 tuve que participar junto con De Mola y Croselli en el campeonato mundial por equipos en Zadar y luego pospuesto. Incluso el campeonato mundial de Italia es una gran oportunidad para nosotros, esperamos …

AP: De Omer a los productos Pathos. No queremos saber cuáles son mejores, pero ¿qué productos de Pathos te impresionaron más en este primer período de prueba?

SC: Inmediatamente tuve una gran sensación con los fusiles, que son muy precisos y de excelente fabricación, los carretes que se desbloquean solos los encuentro muy importantes para la seguridad.
Usé las aletas de carbono Supreme e inmediatamente aprecié el excelente empuje que va bien con mi tipo de patadas.
Pero lo que más me ha impresionado es el neopreno de invierno Team, muy cálido y cómodo, y los guantes internos de metalite de 3 mm, con los que estoy pescando en lugar de las manoplas de 5 mm que usaba antes.
En el Golfo de Trieste, la temperatura del agua desciende incluso a 5 ° C en la superficie y en el exterior a menudo hay días con temperaturas justo por encima de cero, un buen aislamiento térmico es muy importante para evitar la congelación :).

Stefano Claut con aletas Supreme, neopreno Team y fusil Laser Carbon
Stefano Claut emboscando en aguas poco profundas
Stefano Claut con una hermosa lubina capturada con el Pathos Saragos

 

Advertisement